Seguínos en:
Salud

Según la OMS

Algunas claves para detectar la depresión a tiempo

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión se trata de un trastorno mental del ánimo frecuente, que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. 

 

Los síntomas más comunes de la depresión son: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio.

 

El trastorno por depresión no discrimina: puede afectar a personas de cualquier edad, género, condición económica, nivel educativo o cultural. Aunque en la actualidad aún no se conocen totalmente la causa o causas de la depresión se han identificado los factores que pueden predisponer a ella. Estos factores pueden ser genéticos, bioquímicos, o situacionales.

 

En niños y adolescentes la depresión es una enfermedad psiquiátrica bastante frecuente. Se trata de una enfermedad clasificada dentro de los llamados trastornos del humor.

 

Se estima que aproximadamente un 5%, o uno de cada 20 niños y adolescentes, tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años. Suelen presentarse los siguientes síntomas:

 

Irritabilidad elevada, ira u hostilidad extrema.

Tristeza frecuente o episodios de llanto.

Sentimientos de desesperanza.

Disminución de su interés en actividades, o dificultad para divertirse en actividades que previamente eran sus preferidas.

Aburrimiento persistente.

Falta de energía o cansancio.

Aislamiento social o falta de comunicación.

Autoestima baja o sensación de culpa o responsabilidad por cosas malas que puedan pasar.

Sensibilidad extrema al rechazo o poca resistencia ante los fracasos o errores.

Quejas frecuentes sobre problemas físicos (como dolores de cabeza, o de estómago, mareos, naúseas) en los que no se encuentra causa médica.

Ausentismo o disminución del rendimiento escolar.

Problemas de concentración.

Cambio importante en los hábitos alimentarios o del sueño.

Conversaciones sobre intención de escaparse del hogar

Pensamientos o expresiones sobre la muerte o intención de suicidarse activa o pasivamente.

La depresión suele convivir con otras enfermedades como los dolores crónicos, la ansiedad, el estrés, el trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos de la imagen corporal y diversas fobias, entre otros. Cuando se da esta coexistencia el tratamiento se hace más complejo y la ayuda del especialista de la salud mental es fundamental. También debe realizarse un trabajo con la familia del paciente a fin de abordar aquellos aspectos de su entorno y su vida diaria. La depresión es una enfermedad que puede ser muy dura y el apoyo familiar y de los amigos es un gran aliado en su tratamiento. Llevar un estilo de vida saludable y mantener el contacto social, son dos grandes pilares para prevenirla. De igual manera la terapia psicológica o terapia familiar puede ayudar a prevenir posibles recaídas.

14.01.2021 13:23 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Más info
Certificados SSL Argentina