Seguínos en:
Agroindustria

Presentaron 24 cautelares

Fábricas de biodiesel, en masa a la Justicia contra medida del gobierno

(por Mariano Galíndez).  Malestar por las declaraciones de Lopetegui contra el sistema de cupos

La relación entre el gobierno nacional y las industrias pyme del biodiesel se tensó al máximo en las últimas horas y el conflicto escalará cuando la semana que viene, según calculan los empresarios, salgan de manera favorable las 24 medidas cautelares que presentaron ante la Justicia contra el cambio de fórmula de fijación de precios para el bio que dispuso la Secretaría de Energía de la Nación en abril pasado.

 

En efecto, al publicar los precios de abril, la Secretaría de Energía de la Nación sorprendió (ya que fue una decisión sin avisar o consultar) al cambiar la fórmula de fijación de precios eliminando el componente de actualización del tipo de cambio que provoca que el alza de precio de venta sea menor. Por ejemplo, el valor de abril subió 4% por la nueva fórmula cuando por la que estaba vigente hasta marzo debería haber aumentado el 20% a raíz de la fuerte devaluación. Al pisar los precios, el gobierno generó fuertes pérdidas en las empresas pymes del bio, que son las que le proveen a las petroleras para el corte en el gasoil.

 

A mediados de mayo, y luego de una gestión directa del gobernador Miguel Lifschitz ante el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se abrió una instancia de diálogo entre el gobierno y las empresas. Previo a la reunión, la secretaría de Energía dio un guiño a las fábricas al aprobar una suba del 3.5% del bio para mayo, suba que si bien era mayor a la que se hubiese usado con la fórmula nueva, pero que igual era menor que la que hubiese correspondido con la fórmula vieja. Luego, los industriales se reunieron con el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, quien sin plazo y sin precisiones, prometió buscar una salida.

 

Pero hacia el jueves y viernes, el gobierno volvió a la carga. Primero, Lopetegui blanqueó en público lo que venía diciendo en privado: quiere eliminar la regulación del comercio del bio para el mercado interno, que data de una ley del kirchnerismo que le garantiza ese negocio a las pymes con cupos y precios regulados. En efecto, en una charla en la Bolsa de Comercio de Córdoba dijo que "la política de biocombustibles es un costo tributario para una nación que está quebrada", y aseguró que "no le gusta nada" el sistema de cupos y la fijación de precios. "No vamos a poder ir a una ley así de un día para el otro; pero vamos a ir hacia eso. Tengo una preferencia porque seamos solventes, porque paguemos la deuda. El sector de biocombustibles está siendo beneficiario de subsidios y tengo mis dudas de que tenga algún beneficio en la suma que lo merezca", subrayó.

 

Y el viernes, cuando los industriales todavía no lograban sacarse el trago amargo de esas declaraciones, el gobierno volvió a publicar una suba de precio (del 2.5% para este mes), pero que en la práctica sigue sin ajustarse a la vieja fórmula y manteniendo vigente la nueva fórmula a la que se oponen porque, aseguran, les va a provocar la quiebra. Los industriales tomaron ese “uno-dos” de Lopetegui como una traición ya que les había prometido otro escenario durante la reunión que mantuvieron. Y ahora, mientras otra vez vuelven a buscar el lobby de las provincias, apuraron las gestiones para que en breve (calculan que será la semana que viene) la Justicia saque las medidas cautelares que pidieron 24 fábricas pyme para que el gobierno no les cambie la fórmula. La salida en masa de cautelares supone la respuesta de la industria, en un conflicto que todo indica seguirá escalando.

 

 

 

03.06.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Noticias Relacionadas
Lo que tenés que saber de Agroindustria
Las más leidas
Certificados SSL Argentina