Seguínos en:
Sportbiz

Para volver al ruedo

Seis tips para retomar la actividad física tras mucho tiempo de descanso

Desde que se decretó la cuarentena por la pandemia del COVID-19 muchos pusimos freno a nuestras rutinas de ejercicios. El tiempo en que los gimnasios recibieron la orden de cerrar, el cambio en nuestros hábitos laborales al pasar al teletrabajo y los clubes deportivos en stand-by, fueron algunos de los motivos por los cuales el entrenamiento quedó en otro plano, ganando por goleada el enemigo "sedentarismo". 

 

Para quienes están evaluando volver a ponerse en movimiento, es importante prestar atención en algunos consejos que detallamos a continuación. Una vuelta a la rutina con la misma intensidad de antes podría traernos problemas o lesiones. Como primera medida, es importante destacar que hacer deportes es sinónimo de buena salud. No solo te ayuda a bajar de peso, sino que también libera tensiones y reduce el estrés. 

 

Lo más difícil es decidirse a empezar de nuevo. Es muy importante que busques aquello que te motiva y des el paso para volver, no lo retrases más. Una vez que te habitúes al movimiento, este se convertirá en una tarea automática. La primera semana de adaptación será muy importante. Si lográs cumplir un mes de rutina, será más difícil que abandones. A continuación, algunos consejos para regresar a la actividad física después de un largo tiempo de descanso. 

 

Elegí los motivos para hacer deporte

Todos tenemos una razón específica para hacer ejercicio. Es importante que busques tu motivación y te pongas metas que te ayuden a salir de casa cada día para ponerte en forma.

 

Comenzá poco a poco

No pretendas volver a hacer lo mismo que antes del descanso. Si antes corrías 2 kilómetros, ahora da gracias si podés darle dos vueltas a la manzana. Paciencia, no te sobreexijas. Comenzá poco a poco e incrementá la intensidad de forma progresiva. Si, por ejemplo, estabas en nivel avanzado, no te vendrá mal regresar al principiante, al menos, por unos días. Luego pasá al intermedio y en un mes estarás listo para la acción como antes.

 

Sé realista

También es importante que entiendas que no vas a estar en forma ni en buen estado físico después de meses de no hacer ejercicio. Si bien en seguida podrás disfrutar de las ventajas de la actividad, también es verdad que no se trata de magia ni de milagros. Si aumentaste de peso o te das cuenta que te falta aire o resistencia, comprendé que es así por tu falta de movimiento, no te desesperes ni tires la toalla.

 

Hacé espacio en tu agenda

No pongas más la excusa de no tener tiempo. Si te sabés organizar bien, podés hacer deporte dos o tres veces a la semana, una hora cada día. Planificate y hacé un espacio en tu agenda para el deporte, tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Buscá variedad

Esto te ayudará mucho en cuestiones de motivación. Un ejercicio que además es divertido y te hace sentir bien es doblemente beneficioso. Además, evitarás aburrirte y dejar de nuevo la actividad.

 

Probá con diferentes ejercicios cada día o semana. Por ejemplo, los lunes caminata, los martes pesas, los miércoles bicicleta, los jueves baile y los viernes correr. Es una rutina más que completa y te encantará.

 

Descansá

El descanso es imprescindible en el deporte. Dejá pasar un día después de una rutina pesada. Si no te sentís en buenas condiciones un día, no te fuerces mucho y quieras ir sí o sí al gimnasio. Podés darte permiso para faltar a una clase, siempre y cuando sea la excepción y no la regla.

 

21.10.2020 14:19 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina