Seguínos en:
Salud

Basta de dar vueltas

Consejos para dormir más horas en tiempos de ansiedad

Muchas personas ahora pasan la noche dando vueltas en la cama, luchando por despegarse del constante flujo de malas noticias sobre el coronavirus, los incendios, y los problemas económicos.

Crear y mantener una práctica y un horario de sueño muy constantes

Cuanto más regular sea nuestra hora de despertar, más regulares serán las funciones de nuestro cuerpo. Fijemos una hora invariable de ir a la cama. Combinemos eso con una hora fija para despertarnos. Usemos cortinas de blackout si dormimos mientras hay luz, también tapones para los oídos o un antifaz para dormir.

Fijemos una hora límite para el uso de todos los aparatos electrónicos

Respetemos nuestro horario con ayuda de un estricto toque de queda electrónico: prueben tener 90 minutos sin redes sociales, correo electrónico e incluso televisión antes de que se apaguen las luces, dijo Breus.

Si no podemos hacer 90 minutos, empecemos con 15. Además, probablemente no miremos la película "Contagio".

Mantengámonos informados, pero no miremos las noticias justo antes de acostarnos

Limitemos también el consumo de medios, evitando en particular de noche las cosas que aumentan la ansiedad. Silenciar las notificaciones en el teléfono también podría ser útil. Se puede configurar el teléfono para que silencie automáticamente las notificaciones de noche, programando horas de no molestar.

Movamos el cuerpo y aumentemos nuestro ritmo cardíaco todos los días

Esto es una necesidad, no sólo porque nos hace sentir cansados y listos para ir a la cama. El ejercicio también ayuda con otra cosa con la que todos lidiamos ahora, ya sea que estemos enfermos o sanos: energía ansiosa y nerviosa. Kirsch dijo: "Esto puede ser algo tan simple como una caminata por el barrio o hacer un video de ejercicios en casa". (Si salen a caminar, manténganse a 2 metros de distancia de las otras personas).

Hacer ejercicio en casa puede ser la mejor -y más segura- manera de elevar el ritmo cardíaco.

Tratemos la ansiedad con gratitud, respiración, meditación y tal vez medicamentos

Probemos con la respiración 4-7-8. En una posición cómoda, con los ojos abiertos o cerrados: inhalar durante cuatro segundos, retener la respiración durante siete segundos, exhalar lentamente durante ocho segundos. Luego repetir según sea necesario.

No comamos antes de acostarnos. No bebamos para dormir

No comamos justo antes de ir a la cama. Los síntomas de la acidez estomacal o el reflujo gastroesofágico ya son bastante desagradables pero pueden ser indistinguibles de la ansiedad, lo que lleva a una mayor ansiedad.

Tomemos una ducha o un baño caliente 90 minutos antes de acostarnos

Calentarse y luego enfriarse ayuda a producir melatonina. Un método para mantener el toque de queda electrónico es combinarlo con una ducha caliente, ambas cosas nos preparan para una noche de descanso.

Lavemos las sábanas

Y mientras cuidamos nuestro cuerpo, cuidemos nuestro espacio. Si es posible, usemos filtros de aire HEPA para el dormitorio, lavemos las sábanas dos veces por semana y démosle a la casa, y en particular al dormitorio, una limpieza nocturna. Es probable que pasemos más tiempo que nunca allí; esto puede promover la tranquilidad y reducir la ansiedad.

 

25.09.2020 16:11 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina