Seguínos en:
Agromercados

Opera la planta de San Lorenzo

Tras desembarcar en Vicentin, Grupo Olio genera debate en la Bolsa

(por Mariano Galíndez) Exportadores multinacionales no quieren que ponderen sus compras de maíz (a precios más altos) en los valores de Pizarra

El aumento de las compras de granos que hace la exportadora Díaz y Forti -integrante del grupo Olio, que desde junio opera la planta de Vicentin en San Lorenzo- activó el debate en la Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de Rosario sobre si se deben incorporar los precios que paga, que en maíz superan al abonado por el resto de los compradores, para el cálculo de la Pizarra diaria. Una posibilidad rechazada por los grandes exportadores multinacionales ya que sumarlos le encarecerían los pagos que tienen que concretar por las compras de maíz a fijar por Pizarra que pactaron meses atrás.

 

En rigor, Díaz y Forti opera desde hace años en la plaza local pero con volúmen chicos y un puñado de proveedores. Pero desde hace 90 días aumentó el volumen de sus compras y también agrandó la lista de abastecedores. Y es que desde que empezó a operar la planta de Vicentin requiere de 300 mil toneladas mensuales. Y, como jugador no tradicional en un contexto de lazos de confianza rotos en el mercado, ofrece precios más altos para conseguir granos.

 

El debate arrancó hace dos semanas cuando, en votación dividida y firmada en disidencia por exportadores, la Cámara Arbitral fijo un precio de maíz que ponderaba los valores pagados por Díaz y Forti. Fue así que los exportadores llevaron a la entidad el debate rechazando la incorporación de los precios de Díaz y Forti asegurando que de hacerlo la Pizarra no estaría reflejando de manera transparente precios reales de operaciones relevantes de mercado que sigan las prácticas históricas. 

 

Las exportadoras alegan que Díaz y Forti no realiza compras abiertas en el mercado, no tiene operador en el piso de la Bolsa y hace muy poco que empezó a mostrar una demanda constante. Pero por lo bajo comentan que no les cierra cómo logra pagar más caros los granos asegurando que los márgenes del sector no lo permiten. Y como jugador no tradicional es mirado de reojo por los clásicos compradores (Cargill, Dreyfus, Bunge, Cofco), sobre todo desde que desembarcó en Vicentin.

 

Por el contrario, quienes sostienen que sus valores sí deben incluirse en la Pizarra resaltan que Díaz y Forti está dado de alta por la Bolsa como comprador, abona regularmente el sellado de sus operaciones en la entidad y paga los granos en las condiciones usuales. También señalan que está sumando proveedores.

 

Finalmente, la semana pasada la Cámara (primero en comisión y luego en plenaria) definió no ponderar por ahora los precios de Díaz y Forti y monitorear por los próximos 90 días su comportamiento para tomar una decisión definitiva.

 

“Los precios de los compradores no tradicionales, como pasó antes con GEAR y Molinos Cañuelas, no son ponderados para la Pizarra por ser negocios puntuales, con condiciones puntuales y con proveedores puntuales y hacerlo puede distorsionar su función de ser el reflejo transparente de lo que realmente ocurre en todo el mercado”, le dijo a punto biz el presidente de la Cámara Arbitral, Juan Carlos Reynares. “Y quiero destacar que, tanto en la comisión de Pizarra como en la reunión de Cámara, la decisión salió por consenso pleno y con aval de todos los sectores, incluyendo el apoyo y voto de corredores, acopios y productores”, resaltó Reynares.

 

Sin Vicentin, la demanda de granos se concentró. Pero ahora la aparicion comercial muy activa del Grupo Olio, con serias intenciones de seguir escalando en la operatoria de activos de Vicentin, movió el mercado.

13.07.2020 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina