Seguínos en:
Agroindustria

Reunión reservada

Nasini, Grassi y Rivara: tres enfoques de la crisis de Vicentín

(Por Mariano Galíndez)  Autoridades de la Bolsa de Rosario y la Federación Nacional de Acopiadores compartieron impresiones

“El contenido de algunas de sus declaraciones contra Vicentín es muy fuerte y generan por ahí inquietud”, se sinceró el presidente de la Bolsa de Comercio, Daniel Nasini, ante el titular de la Federación Nacional de Acopiadores, Fernando Rivara.

 

El representante de los acopiadores acababa de llegar ayer de Buenos Aires cuando fue recibido hacia el mediodía por un grupo de directivos de la Bolsa en la previa al encuentro que referentes de acopios de todo el país habían preparado en un salón de la entidad para analizar el impacto del default de Vicentín en el sector.

 

Nasini prácticamente inició la conversación con Rivara, que duró algo más de 20 minutos, con esa observación sobre las declaraciones que el acopiador había hecho el miércoles a punto biz. “Personalmente, pienso que los de Vicentín tendrían que estar presos”, fue lo que dijo Rivara y en la Bolsa despertó la preocupación por la intensidad que podía tomar el encuentro de acopiadores.

 

Pero Rivara mantuvo su posición. “No hubo un problema comercial o un negocio que salió mal. Ellos usaron los granos de terceros para financiar sus otros negocios”, sostuvo y resaltó que, como representante del acopio, su entidad debe manifestar el profundo malestar contra Vicentín que tienen las empresas del sector.

 

Fue ahí que intervino el vicepresidente de la Bolsa, Hugo Grassi (h), quien –sin incursionar en la cuestión "penal" que referenció Rivara- se pronunció en duros términos contra el accionar comercial de Vicentín. Su referencia al quiebre de códigos del mercado de granos en el que, sostuvo, incursionó la aceitera no pasó desapercibida. Es que pese al default de Vicentín, la empresa acopiadora de los Grassi decidió afrontar con fondos propios el pago en tiempo y forma de todos sus millonarios compromisos. No obstante, sintió el golpe y hay expectativa en el mercado para ver si firmará el APE que ofrece Vicentín. Sobre ese tema, Grassi comentó que al pasarle la lupa a la propuesta de pago encontraron falta de constancia y consistencia en muchos puntos.

 

Volviendo a la conversación, tras la respuesta de Rivara y el aporte de Grassi, Nasini aclaró que era crítico del accionar de Vicentín y que también había sido afectado por el default de la aceitera.

 

La preocupación de Nasini por evitar un desmadre en la Bolsa de los sectores afectados (acopios, productores, corredores) va en paralelo a su intento de buscar que la gestión tome distancia de Vicentín ya que durante el mandato de su antecesor, Alberto Padoán, ejecutivos de la exportadora marcaron buena parte del ritmo institucional de la entidad. El intento de despegue había empezado antes de ser presidente cuando resistió el veto de Padoán a un ejecutivo que Nasini quería que lo acompañe en su mandato. Y cuando ya estaba sentado en la presidencia le contó a amigos empresarios (fuera del ambiente de la Bolsa) que “los Vicentín” le propusieron que designe a Pablo Jukic, ex secretario de Transporte de Miguel Lifschtiz, al frente de la comisión de Infraestructura de la Bolsa. Nasini rechazó la sugerencia que hubiese metido ruido en el diálogo con el gobierno de Omar Perotti.

 

Retomando otra vez la reunión de ayer en la Bolsa, Rivara contó los objetivos del encuentro, luego cambiaron fichas sobre el impacto de la crisis y conversaron un tema que ahora la Bolsa está poniendo sobre la mesa en charlas con referentes del mercado: los cambios que se pueden impulsar para mejorar la comercialización. 

28.02.2020 06:30 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina