Seguínos en:
Mascotas

Para tu mascota

Siete cuidados a tener en cuenta con los perros en Navidad

Se acerca la época de fiestas, y por eso, Thaís Matos, la veterinaria de DogHero, la app que conecta a dueños de mascotas con anfitriones que hospedan perros en sus casas, elaboró una guía con los mejores consejos para garantizar que los festejos sean seguros. De esta forma, las personas sabrán como prevenir accidentes y asegurar el bienestar de sus mascotas.

Cuidado con los adornos: luces, cables, esferas coloridas, guirnaldas con múltiples formas y texturas son muy llamativos para las mascotas, pero representan un riesgo si son mordidos, lamidos o si se comen. Es recomendable asegurar al piso o paredes los cables y extensiones con sujetadores de plástico o cinta adhesiva o, si es posible, sacarlos de la vista de tu mascota.

Cuidado con la pirotecnia: el uso de fuegos artificiales en esta fecha es común. Para los perros, puede provocar estrés y ansiedad por el ruido fuerte y los colores cambiantes. El pánico que esto genera puede desencadenar síntomas como taquicardia o ansiedad que ponen en riesgo su salud. Para mantener a tu perro calmado, se recomiendo acondicionar un espacio o habitación donde los estallidos no se escuchen tan fuerte, usar el método Tellington Touch de vendaje para que sienta ligera presión y confort en su cuerpo.

Cuidado con lo que come y bebe: Durante la cena de Navidad y Año Nuevo debes cuidar que tu perro no consuma alimentos o bebidas con alto contenido de azúcares, fósforo y grasas que les pueden causar diarrea, vómito, daños dentales y nerviosos.

Cuidado con dejarlos solos: en estas fechas es común salir de viaje o realizar visitas extensas a familiares. Si al salir de casa el perro no puede ir con uno, lo ideal es alojarlo en el hogar de un anfitrión que lo cuide y atienda sus necesidades mientras no están juntos, de esta manera se asegura su bienestar y se evitan accidentes relacionados con adornos, luces y objetos.

Cuidado con el calor: los perritos, al igual que las personas, pueden sufrir con las altas temperaturas e incluso pasarla mal. Los perros no transpiran como los seres humanos, pero controlan el cambio de calor del cuerpo y mantienen la temperatura ideal por medio de la respiración. Por eso, el acto de respirar rápido con la lengua hacia fuera indica no sólo que el perrito jugó mucho o está cansado, sino también que puede estar con calor. Pasar mucho tiempo jadeando con la lengua hacia fuera es la primera señal de que el calor puede estar molestándolo.

Cuidado con las rutas de escape: serán noches con mucho movimiento y ruidos. Ante las alteraciones a su rutina diaria, las posibilidades de que tu cachorro intente escapar son altas. Mantener las puertas siempre cerradas y pedir a quienes te acompañan que sean cuidadosos con eso. Ser precavido también con ventanas y cualquier otro espacio abierto, ya que aunque no represente un problema para uno, para el cachorro puede ser la oportunidad ideal para huir.

Cuidado con el estrés: las fiestas y reuniones familiares o con amigos pueden estresar y poner nervioso a tu perro por ser desconocidos. Si bien, hay cachorros que son muy sociables, lo ideal es evitar sacarlos de su propia rutina y asegurarles una noche tranquila. No olvidar vigilar a los niños, porque tras su interés por abrazar y jugar con las mascotas, la reacción puede ser riesgosa. Es importante respetar el espacio del perrito e incluso contar con un espacio apartado de la fiesta para que pueda descansar y sentirse tranquilo.

18.12.2019 12:31 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

341 5034363
Certificados SSL Argentina