Seguínos en:
Agromercados

Corre-acopios, en cuenta regresiva

Operadores de granos piden a Vicentín un urgente plan de pagos

(por Mariano Galíndez) La aceitera en default no presentó propuesta y dice que el silencio de radio es por prudencia y seriedad. Desmienten venta de Renova.

“No va por ahí”. Esa es la respuesta que obtuvo punto biz el viernes desde el directorio de Vicentín, la agroindustria en default con una deuda de u$s1.000M, cuando se lo consultó sobre la versión de que, en busca de oxígeno financiero, estaba por cerrar la venta de su parte en Renova a un grupo extranjero. A la misma frase recurrieron cuando se consultó sobre la versión de un salvataje motorizado por bancos extranjeros.

 

Es que en la empresa sostienen que la reestructuración de su pasivo financiero es la forma de salir de la fuerte crisis de liquidez que atraviesa y, como aseguran que es un descalce coyuntural y no un problema de solvencia, no están dispuestos a liquidar activos estratégicos en el camino. No obstante, hasta el domingo no habían puesto ni fecha de presentación de una oferta de pago por los granos no abonados.

 

Y esa falta de coordenadas tiene muy nervioso a todo el mercado, sobre todo a los corre-acopios ya que muchos entraron en cuenta regresiva al temido “efecto dominó”. Ellos están primeros en la línea de fuego porque compraron granos a productores que luego vendieron a Vicentín y pese a que no se los pagaron igual deben responder ante sus clientes. Y Vicentín era la que más se abastecía vía corre-acopios. Hay una docena de empresas en esa situación. “No es como cuando cayó BLD que podía provocar una corrida en otros corre-acopios. Acá lo que se cayó es la vaca lechera que alimentaba a todos los corre-acopios”, graficó un operador.

 

En el mercado descuentan que si no hay un pago rápido de Vicentín la mayoría de los corre-acopios medianos y grandes no podrá afrontar la situación debido a los volúmenes comprometidos. Pero entre los corre-acopios que quedaron con menos granos enganchados están los que tampoco quieren ser los únicos en apurarse a pagar, a pesar de no cobrar, cuando el resto puede terminar trasladando el incumplimiento.

 

En ese marco, una posibilidad que corrió este fin de semana es que Vicentín abone los granos fijados (ya facturados), que si bien no es el grueso del pasivo comercial tranquilizaría bastante, sobre todo si al mismo tiempo establecen un plan de pago para la mercadería entregada y no fijada (que es el gran problema), ya que de esa forma los operadores, sabiendo cómo y cuándo cobrarían, podrían armar sus propios esquemas de pago.

 

En tanto, a los corredores -que no son responsables de los granos- igual les impacta por las pérdidas de sus clientes y los cheques propios que les anticiparon a productores y pensaban cubrir con pagos de Vicentín. Y las cifras en juego son fuertes. Esto hace que todo el mercado esté desvelado a la espera de señales.

 

Pero ante la consulta de punto biz por las versiones que circularon (como la del pago de las toneladas fijadas o que esperarían para anunciar propuesta de pago a que el próximo gobierno los auxilie directa o indiréctamente), anoche una fuente con llegada directa al directorio de Vicentín comentó que la empresa "no va a entrar en el juego de comentar las hipótesis de trabajo y las versiones que circulan" y que su silencio de radio "es por una cuestión de prudencia y seriedad, ya que hablar sin una propuesta firme no contribuye a llevar tranquilidad". Y tras asegurar que están en pleno proceso de renegociación de la deuda financiera, avisaron que "cuando haya una propuesta de pago concreta, se va comunicar al instante”.

 

09.12.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina