Seguínos en:
Gestión

Para evitar

Cinco cosas que los emprendedores no deben publicar en redes sociales

Las redes sociales ofrecen una gran oportunidad para construir tu marca, hacer crecer tu interacción de forma orgánica, mostrar cómo es tu empresa y también arruinarlo.

Aunque las empresas pueden recuperarse de ciertos errores, hacerlo cuesta mucho tiempo y dinero que bien podrías usar en hacer crecer tu empresa. Por eso el sitio web Entrepreneur publicó 5 tipos de publicaciones que hay que evitar:

1. Religión y política

Hubo un tiempo en que hablar de política o de religión no era algo que se hacía en público. Para los emprendedores, esa debería seguir siendo la regla. Si lo que quieres es alienar a tu base de seguidores, nada lo logra mejor que una declaración política. Si enfocas el contenido en redes sociales hacia tus clientes y no hacia tus propias creencias, tu negocio seguirá avanzando en la dirección correcta, con más ganancias y menos drama.

2. Tú, todo el tiempo

Saber que tendrás una gran venta nocturna este fin de semana es algo importante, sin embargo, a nadie le gusta leerlo todo el tiempo, una y otra vez. Así como a ti te cansa ver fotos de las cenas de tu tía en Facebook, a la gente le cansa escuchar hablar de tu negocio todo el tiempo, así que dale la vuelta.

Cuando estás en redes sociales tienes que ser más que un negocio, tienes que ser un socio que ayude a mejorar las vidas de sus clientes. Habla sobre tendencias en la industria, muéstrale a la gente que sabes que hay más gente inteligente aparte de ti. Dales información útil o entretenida.

3. Cosas negativas sobre tus clientes o sobre el mundo

La gente no viene a tu página a que le recuerdes todas las cosas malas que están pasando en el mundo. Quieren algo refrescante, algo que les ayude a olvidarse de las noticias que siempre les están diciendo que el cielo se está cayendo. En cuanto empiezas a hablar de cosas negativas, se olvidan de tus productos o servicios. Y lo que es peor, asocian tu negatividad con tu marca y te dejan de seguir. Si haces esto, estás muerto en redes sociales.

Si no puedes encontrar un ángulo positivo para tus posteos, mejor no subas nada. Y eso incluye sacar a relucir trapitos sucios sobre tus clientes o tu competencia. Eso déjalo para tus juntas internas, y muy muy lejos de las redes sociales. Ese tipo de contenido repele a la audiencia.

4. Actualizaciones excesivas

Cada canal tiene cierta tolerancia para la cantidad y frecuencia de contenido que subes. En Twitter puedes subir varias cosas al día sin que la gente se harte de verte. Pero en canales como Instagram o Facebook, una vez al día es más que suficiente.

No importa qué tan bueno sea tu contenido, si estás atascando los feeds de tu audiencia, no lo harás durante mucho tiempo porque te van a dejar de seguir. Así que investiga cuáles son las mejores prácticas en cuanto a frecuencia y síguelas. Si un día tienes muchas cosas que decir, úsalo para crear varios contenidos que irás subiendo a lo largo del mes. Esto garantizará que tus contenidos serán frescos y útiles y hará que tus fans quieran quedarse a verlos.

5. Contenido anti-social

Las redes sociales se construyeron para ser sociales. No son lugar para boletines de prensa ni contenido aburrido, ni para discursos ni monólogos. Eso ponlo en otro lado. Si alguien te sigue en redes sociales, podemos asumir que conoce tu empresa y que ha comprado tus productos o servicios. Así que no seas un infomercial, busca la manera de hacer que tu contenido sirva para que tus clientes conozcan la personalidad de tu marca.

08.10.2019 11:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)