Seguínos en:
Judiciales

Incumplimientos por $25 M

Feedlot se fue al pasto y terminó pidiendo concurso de acreedores

Entró en cesación de pagos, le pidieron la quiebra y ahora trata de salir del pozo. 

Aunque el de las carnes es uno de los pocos sectores que genera buenas noticias en la actualidad, el sol no sale para todos los actores de la cadena. Al menos así lo refleja la situación de la firma Ganadera Milenium SA, que debió recurrir a los Tribunales para seguir a flote, en un contexto donde el descalce de precios y las altas tasas de interés terminaron generando un cóctel difícil de digerir.

 

La empresa, con oficina comercial en Rosario y servicios de hotelería en feedlot en Máximo Paz, ingresó en cesación de pagos en febrero pasado. Tras acumular más de 100 cheques rebotados, un acreedor le pidió la quiebra y recién allí se hizo presente ante el Juzgado Civil y Comercial de la 17ª Nominación, donde solicitó la reconversión a concurso preventivo como salvavidas ante la crisis.

 

Tras estudiar los argumentos presentados por el titular de la compañía Julián Fossaroli, la magistrada María Silvia Beduino accedió a la petición y declaró abierto el concurso preventivo de la sociedad, designando al contador Pablo Russo como síndico de la causa y estableciendo el día 4 de octubre como plazo para que los acreedores presenten sus pedidos de verificación.

 

En su escrito, el empresario señaló que el quebranto de la SA se explica fundamentalmente por el descalce de los precios de la carne y la caída de los subsidios, en un contexto donde las altas tasas de interés generaron una espiralización del pasivo que se le hizo imposible de sostener.

 

Con todo, durante este año la firma acumuló un total de 260 cheques sin fondos, por un total de $25,1 M, provenientes del rojo de 4 cuentas bancarias. En particular con las entidades financieras, el pasivo asciende a $18,1 M, atribuible a deudas de distinta naturaleza.

 

Los mayores compromisos lo tiene con 3 bancos que el Banco Central declara como "con alto riesgo de insolvencia": Banco Galicia ($5,8 M), Banco de Santa Fe ($5,1 M) y Macro ($2,1 M). Con el Santander Río, en tanto, la deuda es de $2,8 M y está etiquetada como "con problemas".

 

Según consigna en su sitio web, la firma había iniciado sus actividades en 1990, exclusivamente dedicada a la producción propia. A partir del 2004, a través de la política de subsidios, incorporó la hotelería en feedlot, que desarrollaba en un predio de Máximo Paz donde tenía habilitación para 7.000 cabezas.

 

06.09.2019 07:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)