Seguínos en:
Emprendimientos

Pronto abrirá sus puertas

Dejó su trabajo en una multinacional para abrir su propio café boutique

Empezó con un emprendimiento de pastelería y ahora redobla la apuesta con un coqueto local en el centro.

Luego de recibirse de Licenciada en Marketing, Lara Castellanos comenzó a trabajar para la empresa Colgate en el área de ventas, un sueño que siempre había tenido. En el mientras tanto, se dedicaba como hobbie a su pasión más grande: la pastelería. Por medio de un emprendimiento, comenzó a elaborar pedidos de tortas y postres para sus conocidos y el proyecto creció tanto que la emprendedora decidió renunciar a la compañía para poner primera con lo dulce. En tan solo unos días inaugurará su propio café boutique: Lali, ubicado en Presidente Roca 141.

 

“Yo estudié y me formé en el Gato Dumas y comencé a hacer tortas para amigos y familiares. De un día para otro una amiga me sugiere hacerme un Instagram,. Yo al principio no quería, pero me lo terminé haciendo y ella me armó mi propia página web. Después de esto, el proyecto empezó a crecer un montón porquepude llegar a muchísima gente. En ese momento, yo vivía en un edficio en Puerto Norte y como era una zona alejada, comencé a hacer los repartos en mi auto, pero después, con el tiempo, me mudé a otra casa y seguí usando ese departamento para dar cursos de pastelería”, destacó Lara.

 

Desde ese momento, el negocio fue en crecida. La emprendedora sumó a otra integrante al proyecto para poder producir a mayor volumen y siguió dando clases mientras que, al mismo tiempo, trabajaba en la empresa. Fueron meses intensos y de mucho movimiento porque además, Lara continuó capacitándose, viajando a Buenos Aires para hacer cursos con pasteleros destacados del sector como Julián Ángel, fundador de Historial Del Ciervo, y Leila Doncella, cuyo emprendimiento dulce y diseños también la la convirtieron en una referente.

 

El paso más importante de Lara llegó de la mano de su familia. Gracias a una inversión de sus padres, pudo montar su propio local, Lali, un pequeño café gourmet donde comercializará sus tortas y postres, que podrán degustarse con un café en el espacio o retirar a modo take away. El lugar tiene espacio para ocho mesas, contará con servicio de mozos y será inaugurado a mediados de septiembre, aunque ya abrió sus puertas para los workshops, que la emprendedora dicta los fines de semana, en un salón dentro del mismo inmueble.

 

“Mudé la pastelería, tengo la producción atrás y adelante va a estar el bar, que ya está decorado con un estilo rococó y casi listo para comenzar a funcionar. También me encargué de ambientar un espacio específico para cursos, porque mucha gente quería tomar clases conmigo para aprender a hacer las tortas que vendo que no son las tradicionales”, indicó Lara.

 

Por lo pronto, Lali abrirá sus puertas durante la mañana y la tarde, aunque es probable que el mismo permanezca cerrado durante el mediodía. El objetivo es poder acercar sus distintas propuestas dulces al paladar de los consumidores, para que puedan degustar los productos en el momento en que quieran. El desafío más grande de Lara fue renunciar a su trabajo en la empresa, pero la joven está convencida de haber dado el paso correcto.

 

29.08.2019 07:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)