Seguínos en:
Emprendimientos

Montó su propio taller

Agarró la paleta de acuarelas y dibujó un emprendimiento de pinturas artesanales

Hace envíos a todo el país y trabaja con talleres y locales específicos a los que les vende sus productos.

Cuando en el 2016 Alejandro Gomara se quedó sin trabajo, consideró que emprender podía ser su nuevo camino para generar ingresos mensuales. Aprovechando algunos conocimientos básicos en la producción de pinturas y su pasión por este rubro, decidió capacitarse para poder empezar a elaborar óleos y acuarelas artesanales. Tras intensos meses de estudio y aprovechando unos ahorros que tenía guardados, Gomara invirtió para comprar los materiales y así lanzar su emprendimiento, a mediados del año pasado, Gama Colores al Óleo. En la actualidad, vende a talleres, locales de la ciudad y a particulares a lo largo de todo el país

 

“Soy autodidacta y siempre realicé talleres de pintura. Dado que soy una persona a la que le gusta saber cómo se hacen las cosas, empecé a interesarme por la pintura y gracias a herramientas como internet fui viendo videos en Youtube, luego empecé a comprar libros y a leer sobre los ingredientes que se usan para elaborarla”, contó Gomara. Según el emprendedor, su interés por este rubro venía desde hace mucho tiempo, pero en un momento decidió dejar de lado la idea y fue recién cuando terminó una pasantía en el Tríptico de la Infancia, que evaluó la opción de dedicarse a la misma de una forma más profesional.

 

Sus padres tenían un taller en la casa que Gomara aprovechó para comenzar la producción. Compró algunos materiales como aceite de lino, pigmentos y aditivos y su padre, quien actualmente participa del emprendimiento, le construyó un molino tricilíndrico con el que se muele y se mezclan los ingredientes. Esta es la única maquinaria específica que el emprendedor usa para crear sus pinturas, las otras son una amasadora de pan y una churrera que sirve para rellenar los pomos.

 

Por ahora, en Gama se comercializan set de acuarelas y tubos de óleos que, según el artesano, se venden a un precio mucho más económico y con mejor calidad que los industriales que se encuentran en el mercado. “Por ejemplo, un óleo alba esta al rededor de 150 pesos y yo vendo un pomo a 110. También estamos probando otras cosas pero lleva tiempo experimentar, quiero asentarme bien con la fórmula de las acuarelas y los óleos para animarme a producir en mayor cantidad y expandir las paletas de colores”, detalló Gomara.

 

En tan solo un año, el emprendedor vende sus productos, no sólo a particulares, sino también a talleres de pintura y a tres locales de la ciudad, Librería Craz en el Pasaje Pan, Tea Rústica en zona sur y El Atillo en Fisherton. Además, incorporó la posibilidad de vender por medio de Mercado Pago y hace envíos a todo el país, aunque todavía no logró concretar operaciones con negocios de otras provincias, pero esa es una de sus metas a futuro.

 

29.07.2019 06:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)