Seguínos en:
Agromercados

Maíz de segunda

Heladas calmaron calentura de exportadores por incumplimiento de cupos

(por Mariano Galíndez) Camiones prometidos no llegaban a puerto demorando y encareciendo carga de barcos

La falta de lluvias y las heladas activaron la cosecha del maíz de segunda, y con el fluir normal de los camiones hacia los puertos los ánimos empezaron a enfriarse en más de una exportadora de granos luego de que estuvieron bastante caldeados por la falta del grano justo cuando tuvieron una imperiosa necesidad de completar la carga de barcos. Una necesidad que se tradujo en un fuerte aumento del maíz con entrega inmediata (valores que ahora se desinflan) y que dejó como saldo el malestar de algunos exportadores con intermediarios que incumplieron las entregas del grano que habían sido pautadas anteriormente.

 

La situación es la siguiente. Las lluvias del mes pasado demoraron la cosecha del maíz de segunda por lo que muchos productores no pudieron entregar a los puertos el grano tal como se habían comprometido anticipadamente. En otros casos, el grano se cosechaba pero salía demasiado húmedo (en Córdoba la cosecha no baja del 16%) y se generó un cuello de botella en las plantas de acondicionamiento, tanto en la de los acopios como en las que tienen los puertos. Todo esto ocurría justo cuando el cronograma de carga de barcos era muy intenso.

 

En ese marco, en algunos puertos detectaron que además hubo acopios que aprovecharon para especular fuerte con el precio provocando una distorsión en el mercado. En efecto, según calificadas fuentes de la exportación, hubo acopios que no cumplieron con el cupo de descarga comprometido en operaciones anticipadas, pero que sí tenían el grano cuando el exportador salía a buscarlo en el mercado disponible con entrega a tres días y por el que pagaba precios mayores.

 

“Había acopios que no entregaban el maíz que tenían acordado porque lo tenían guardado esperando para ver si conseguían un mejor precio disponible y ahí sí mágicamente aparecia el maíz y lo entregaban”, le comentaron a punto biz desde uno de los principales exportadores. “El mercado se puso picante porque no se podía demorar la carga de barcos al estar el cronograma de embarques muy ajustado y además por las demoras se pierden u$s50.000 por día. Fue ahí que hubo operadores que aprovecharon para especular y por eso no cumplían los cupos deliveradamente", agregaron desde otra compañía exportadora.

 

Si bien los compradores aplicaron penalidades por el incumplmiento, eso no aclanzó para calmar el malestar. El tema se llegó a tratar en reuniones de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), en los que se barajó incluso comunicar a las autoridades de la Secretaría de Agricultura el comportamiento de los operadores de la intermediación.

 

Con todo, según el relevo que hizo punto biz, estas maniobras comerciales no se detectaron en todos los puertos y hubo empresas que, pese a las demoras reales de la cosecha de segunda por las condiciones climáticas, mantuvieron un cumplimiento de las descargas del 90%. “La situación cambió en los últimos días. Y esta semana que pasó fue un fiel reflejo”, comentó el viernes a punto biz Cristian Robertti, operador del mercado de la Bolsa de Comercio de Rosario. “La falta de lluvia y las heladas apuraron la cosecha del maíz de segunda y las entregas se normalizaron. También de a poco se va acomodando la situación en las plantas de acondicionamiento. Y como además, los compromisos de carga de barcos son menores, la tensión comercial –que se expresaba en los precios con entrega bien corta- se va aflojando”, completó el corredor de cereales.

 

22.07.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)