Seguínos en:
Negocios

Corta la bocha

Aprendió en Venezuela el oficio heladero y trajo su receta caribeña a Rosario

Se reencontró con un viejo conocido cuando vino a vivir a la ciudad y juntos abren una nueva heladería.

Mauro Rivero nació en Maracaibo, Venezuela, donde de chico aprendió el oficio de maestro heladero. Criado entre la fábrica y las heladerías de su padre, Mauro fue adquiriendo conocimientos en la producción artesanal de este producto. Ya de adulto, en un viaje a EEUU, conoció de casualidad a Emmanuel Bloj, un joven especializado en Marketing, con el cual generó un vínculo de amistad. La vida los volvió a unir en Rosario y los amigos decidieron volverse socios de un emprendimiento bien dulce, fusionando sus conocimientos para dar nacimiento a Chloe, una heladería que abrirá sus puertas a mediados de agosto, en la esquina de Jujuy y Moreno.

 

“Soy fotógrafo de profesión y por mi experiencia personal aprendí a hacer helados en mi país. Luego de estudiar un tiempo en Estados Unidos decidí venir a Argentina y llegué a Rosario, capital del helado artesanal, donde me reencontré con Emmanuel. Empezamos a pensar en la idea de generar un negocio junto y hace cuatro meses desarrollamos la idea de abrir una heladería, cuando vimos un local pequeño que nos gustó mucho y que estaba desocupado desde hacía varios meses”, contó Rivero.

 

Los socios decidieron apostar de lleno al proyecto y alquilaron el negocio al que piensan darle un formato take away. También les atrajo la zona donde está ubicado, por tratarse de una área estratégica, llena de comercios y espacios masivos como Bv Oroño y el Parque España. “Apuntamos mucho a la decoración del local, a que sea muy atractivo visualmente para que llame la atención y que cuando la gente entre pueda sentirse cómoda”, indicó Bloj.

 

Es esta misma zona la que también les impone el desafío de destacarse, ya que estarán próximos a otras heladerías muy convocantes de la ciudad, por lo que la competencia es grande. Sin embargo, los socios tienen en claro esta cuestión y avanzan con el plan de destacarse y la propuesta de ofrecer gustos nuevos, basándose en sabores típicos de otras regiones que les permitirán innovar la carta, además de garantizar aquellos tradicionales que son un clásico entre los clientes.

 

“El foco está puesto en lo natural. Vamos a trabajar con veinte gustos iniciales y tenemos pensado ingresar cada una semana o quince días un gusto nuevo, la idea es que la gente pueda probarlo y si tiene muy buena recepción incluirlo dentro de los fijos. También vamos a tener milkshake y una línea de repostería gourmet, una parte de elaboración propia con cosas que yo sé hacer que no se estilan comer acá y otras más comunes que no las voy a hacer yo, pero ban a ser de máxima calidad. En un futuro también es probable que anexemos una cafetería”, destacó Rivero.

 

Además, como parte del negocio, los socios tuvieron que hacer una gran inversión para poder montar la fábrica en las afueras de Rosario. Con una serie de trámites de por medio, Rivero pudo vender algunas maquinarias que estaban en el antiguo predio de su padre en Venezuela y usar ese dinero para comprar una línea nueva con la cual equipar el espacio.

 

Por ahora abrirán de martes a domingo desde el mediodía hasta la noche y su inauguración está planteada para mediados de agosto ya que el objetivo de los socios es tener unas semanas previas de temporada baja para poder asentar el negocio y llegar con todo al verano.

 

22.07.2019 07:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina