Seguínos en:
Judiciales

Default de importante corredora

Grimaldi: "El vaciamiento y el negociado lo hizo la gerenta del acopio"

(por Mariano Galíndez) Punto Biz tuvo acceso al escrito que el cerealista presentó en el Ministerio Publico de la Acusación. Hizo Fuertes denuncias. 

El corredor de granos Sebastián Grimaldi hizo una presentación a la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público de la Acusación en la que niega las acusaciones por estafa y vaciamiento que le hizo María de los Ángeles Cavallero, gerenta y socia minorista del acopio Leones Agropecuaria (parte del grupo Sebastián Grimaldi SA), y además contraataca con duras de denuncias por "irregularidades" y "negociados" de la ejecutiva. Punto Biz accedió a la presentación en la que los abogados Romera, Romano y Figueroa Casas piden que se “desestime y rechace en su totalidad, por falsa, improcedente y contraria a derecho", la denuncia contra Grimaldi.

 

El escrito arranca asegurando que el acopio (70%  de Eduadro Nanini, vice de Grimaldi SA) era un cliente más para el cual, como intermediarios, actuaban a cuenta y orden. "Para cobrar ventas se celebran contratos que firman comprador, intermediario y vendedor y se registran en Bolsa. Ninguna de las partes puede desconocer la existencia de las operaciones en que interviene”, asevera. Luego enumera las razones que provocaron “la asfixia financiera” de la firma:

 

1)  La sequía, “que provocó un altísimo grado de incumplimiento de las entregas de granos pactadas por los clientes para cancelar adelantos financieros entregados por el corredor, lo cual generó la imperiosa necesidad de buscar financiación en el mercado financiero y con exportadores con la consecuente disminución de fondos disponibles para financiar la nueva campaña”. 

2) La devaluación.

3) El cierre de dos acopios en Leones, que “generaron gran desconfianza” entre productores de la zona.

4) "Las irregularidades de Cavallero como única administradora de Leones Agropecuaria”.

 

Según relata, “a partir de junio-julio de 2018, los productores comenzaron a no pagar sus deudas con el corretaje porque Cavallero no les fijaba el precio del cereal que tenían allí depositado y al no fijarlo no contaban con dinero para abonar compromisos. Al mismo tiempo, Cavallero cobraba por ventanilla innumerables cheques librados por el acopio a razón de $ 800 mil a $ 1M por semana. Esos cheques tendrían como respaldo facturas duplicadas y/o facturas que no se corresponderían a operaciones reales del acopio. Como el BCRA prohíbe que se pueden cobrar por ventanilla cheques superiores a $ 50 mil, para hacerlo Cavallero necesitó colaboración de empleados del Bancor y el Nación”.

 

Para Grimaldi, eso explica porqué en enero Cavallero le reclamó el pago de facturas, todas del 6/01/19, por $374.412.772 por supuestas diferencias de precio por la venta de cereal. El corretaje impugnó esas facturas. “La gerente intenta vanamente justificar el enorme pasivo contraído con sus productores en eventuales diferencias de precios de mercadería comercializada a través del corretaje, algo absurdo y ridículo porque el precio siempre lo fija el acopio. Intentar adjudicarle al corretaje una diferencia de precio a favor del acopio es querer inventar un crédito en beneficio del acopio para encubrir sus negociados. El acopio tiene una deuda con los productores no menor a $374M y no tiene la mercadería que le entregaron. El círculo vicioso de vaciamiento de mercadería y dinero que creó la gerenta llevó a negarle el cobro a los productores, lo que repercutió en el corretaje porque ante ello los productores no podían cancelar deudas”, finalizó. 

28.03.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galindez (punto biz)

Certificados SSL Argentina