Seguínos en:
Judiciales

Corredora en crisis

Macro ya opera clientes de Sebastián Grimaldi SA pero no la comprará

 (por Mariano Galíndez) Además, la deuda consolidada al 4 de enero es incluso superior a la prevista. ¿De cuánto se trata?

Uno de los tres principales grandes productores agropecuarios clientes/acreedores de Sebastián Grimaldi SA ya empezó a comercializar sus granos por la corredora asociada al Banco Macro, que se llama Comercio Interior. Ese dato alimentó la hipótesis de que la entidad crediticia podría quedarse con la corredora en crisis financiera. Pero ayer fuentes oficiales del Banco Macro consultadas por punto biz confirmaron que tienen productores afectados operando por Comercio Interior, pero descartaron de plano interés alguno por  adquirir los activos y pasivos de Sebastián Grimaldi SA.

 

Además de confirmarse de que al Macro no le interesa comprar la firma en crisis, que los productores necesitados de mover sus granos ya estén migrando también impacta negativamente en las negociaciones para venderla a otro actor del mercado. Es que el principal activo que hoy tiene para atraer interesados es su cartera de clientes. Y si bien los acreedores que quieran en el largo plazo recuperar su dinero tendrían que mantener relaciones comerciales con los posibles nuevos dueños, que los grandes acreedores estén operando con terceros le quita brillo a la cartera de clientes de Grimaldi.

 

Como los productores clientes de la corredora tienen cuenta con el Macro, la ventaja que tiene el banco es que dispone de todas las herramientas a disposición para absorber los clientes de Sebastián Grimaldi SA para su propia casa de corretaje sin necesidad de hacerse cargo de los pasivos de la firma.

 

Sobre posibles candidatos a quedarse con la firma, también hay que descartar a BLD, una de las top del negocio con espalda financiera para hacerse cargo del rojo. Como esta empresa se quedó en el pasado con las tradicionales Bressan y Alabern, desde un primer momento fue apuntada como posible candidata a quedarse con Sebastián Grimaldi SA, pero en los últimos diez días en dos oportunidades una importante fuente del directorio negó de plano interés alguno por la operación.

 

En tanto, en Agropecuaria Leones –el acopio que es propiedad en un 70% de Grimaldi pero cuyo accionista minorista y management están enfrentados con la casa central ya que se consideran víctimas de la corredora- terminaron de armar el consolidado de los números al cuatro de enero pasado y la deuda que arrojó el balance es incluso mayor a la esperada.

 

Es que el rojo que tiene el acopio de es de $1.180.253.657,15. De esa cifra, unos $800 M es deuda que tienen con los productores a los que no se les pagó el grano vendido y el resto es deuda de la corredora con el acopio por comisiones y diferencias de precio. “El acopio sigue abierto con todo el personal trabajando y sin dinero porque dependemos de ellos. Y todavía no interpongo la denuncia penal a pedido de los mayores acreedores en pos de un posible arreglo”, le dijo ayer por la tarde a punto biz María de los Ángeles Cavallero.

 

Oficialmente, en Sebastián Grimaldi SA dicen que siguen en negociaciones con interesados en adquirir la empresa con una profunda renegociación de pasivos y plan de pago del saldo a largo plazo. Pero la conducción de la firma además de enfrentar una situación delicada también navega en un ambiente de negocios que es muy pesimista sobre el final de la historia. Ayer, por caso, en el mercado de granos circuló con mucha fuerza la versión de que la corredora ya acomodó sus papeles y su relación con el personal para presentarse en convocatoria.

 

17.01.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina