Seguínos en:
Emprendimientos

Diseña con madera

Dejó de trabajar en bares y se subió a un proyecto sobre ruedas

Empezó realizando tablas de cocina para cervecerías y con el dinero ahorrado montó su propio taller de longboards. 

Luego de varios años de estudio y trabajo en cervecerías de la ciudad, Mario Serafín se la jugó por el proyecto propio e incursionó en algo que siempre le había llamado la atención: la carpintería. Primero comenzó realizando muebles para su casa y tablas de cocina para bares como Antares y Zhalen. Con el tiempo logró ahorrar el dinero suficiente para comprar las máquinas necesarias y puso toda su energía en una nuevo emprendimiento que hoy ve la luz: República Longboard

 

“En un momento de mi vida decidí dejar la carrera que estaba estudiando y también mi trabajo como barman de Antares y como tenía más tiempo libre empecé con la madera haciendo una mesa para mi casa. Ahí me di cuenta que la carpintería me gustaba en serio y me puse a hacer unos cursos que da la Municipalidad en el Centro de Formación Profesional N°2”, contó Serafín, quien es popularmente conocido como “Tano”, sobrenombre que hace mención a su país de nacimiento.

 

Fue justamente a la vuelta de uno de sus viajes a Italia que Mario se decidió en llevar adelante su emprendimiento de longboards, ya que había conseguido las máquinas y además comenzó a trabajar en Ochurus Muebles, un taller de carpintería que funciona como una cooperativa en donde realiza las producción y tiene compañeros que lo ayudan con una parte del proceso de fabricación.

 

“Me gusta hacer trabajos con madera maciza y una vez investigando encontré los longboards y me dio la idea de algo que podía fabricar yo solo y con la posibilidad de hacer algo artístico también”, remarcó el emprendedor, quien además investigó sobre la producción artesanal de longboards en la ciudad y se dió cuenta que había pocos productores y que en la mayoría de sus trabajos usaban un solo tipo de madera y detalles en pintura. Esto no coincidía con la idea de Serafín, que siempre pensó en combinar distintos tipos de madera sin ningún tipo de agregado.

 

En cuanto a su materia prima, el emprendedor destacó que el tipo de madera que más usa es el Guatambú por ser resistente pero a la vez flexible, otras variedades usadas son el cedro, cancharana, curupay y zoita. Al ser una producción 100 % artesanal el proceso de elaboración es largo y esto hace que el mejor esquema de venta sea a partir de encargos, aunque Serafín cuenta con un pequeño stock con el que ha visitado ferias como la Mad Rosario, que tuvo lugar el 22 de diciembre en el Parque España.

 

“Para producirlos se procesa la madera en bruto para que quede cuadrada, esta después se encola, se pega y se prensa, después se vuelve a cepillar para lograr el espesor que uno quiere y se la termina de cortar para luego darle la forma que uno quiere. Además de lijarla, se le hace la parte de los agujeros para las ruedas y al producto le damos una buena terminación porque usamos una laca naútica que tiene una muy buena resistencia y no se resquebraja”, explicó Mario.

 

El emprendedor comentó que está completamente enfocado en República Longboard, dando a conocer el proyecto también a través de redes sociales y que por suerte ya ha tenido varios encargos. Los longboards varían mucho en tamaño pero Serafín agregó que su precio es económico y que su meta actual es producir  20 piezas por mes. En un futuro, remarcó que le gustaría poder vender a través de Mercado Libre y sumar a la producción otros tipos de tablas como las de surf y snowboard y así diversificar la propuesta.

 

27.12.2018 06:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)