Seguínos en:
Agromercados

Suba de aranceles a mercados de futuro

Para la Bolsa hay chances de acuerdo entre corredores y CNV

(Por Mariano Galíndez) Padoán adelanta la alternativa en análisis  y reitera apoyo al corretaje

La Bolsa de Comercio de Rosario entiende que hay margen para que los Centros de Corredores logren un acuerdo con la Comisión Nacional de Valores (CNV) que evite que los aranceles que se comenzarán a aplicar en enero para las operaciones de futuros y derivados agropecuarios dejen afuera de los mercados a término a la mayoría de los cerealistas.

 

“Hay posibilidades de alcanzar un entendimiento con el organismo regulador que permita mantener la figura tradicional del corredor como intermediario de sus comitentes productores ante los mercados de futuro”, le dijo ayer a punto biz el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padóan.

 

El dirigente aprovechó que ayer se cruzó al titular del Centro de Corredores de Rosario, Miguel Simioni, en el acto interno para socios y empleados por el 133 aniversario de la Bolsa Comercio para reiterar la decisión de la institución bursátil de acompañar a los Centros de Corredores de Cereales en la presentación ante la CNV de una propuesta superadora cuyo contenido empezarán a definir hoy en una reunión en Rosario de los agentes de Rosario, Buenos Aires y Santa Fe.

 

La CNV le puso un arancel de $300.000 anuales a los Agentes de Liquidación y Compensación Agropecuarios (Alyc) que operen con futuros ganaderos  y además estudia aumentarles las exigencias patrimoniales y administrativas, costos que dejarían –según los agentes- afuera del negocio a la mayoría de los operadores pymes. No obstante, el organismo dejó abierta la posibilidad a los Centros le acerquen una propuesta de adecuación a los cambios.

 

“Hay una posibilidad para que quienes actualmente revisten en la categoría ALYC RUCA y que no están en condiciones de afrontar los nuevos aranceles anuales ni cumplir con un eventual incremento de responsabilidad patrimonial, continuar operando en futuros y opciones agropecuarios”, le dijo Padoán a punto biz.

 

“Se estaría analizando la posibilidad de que los corredores de menor dimensión que así lo decidan, cuenten con la alternativa de encuadrarse en una categoría de agentes que les permita continuar negociando contratos de derivados y mantener la relación financiera con sus clientes, aun cuando para compensar y liquidar aquellas operaciones ante los mercados a término deban recurrir a los servicios de un ALYC Integral (como podrían ser Rosario Valores y Matba ALYC)”, agregó Padoán.

 

Para que eso ocurra la CNV tiene que generar una nueva categoría de Agente de Negociación (¿AN Agro?) que les permita, además de facturar, hacer pagos y cobros diarios a los clientes (una liquidación  que está prohibida en esa categoría y que es tradicional en la relación del agente cerealistas con el comitente). De esa forma, quienes no puedan seguir siendo Alyc Ruca se pasarían a AN Agro (pagan $40.000 y con mínimos requisitos patrimoniales y administrativos). Y si bien le tendrían que  pagar una comisión al Alyc Integral, el saldo los favorecería. 

 

CNV sube las exigencias porque quiere que haya unos 100 Alyc y no unos 400 como ahora para poder controlar mejor a quienes manejan dinero de inversores, acorde a normativas extranjeras a cumplir si se quiere recibir fondos internacionales que agranden el mercado de capitales argentino. Por eso no permite que un AN maneje dinero. Frente a ese argumento, los Corredores muestran que ellos no son custodia de valores y que para operar en futuros agrarios hay un sistema de márgenes diarios y garantías que evitan riesgos.

 

13.09.2017 06:00 | Fuente: Mariano Galindez (punto biz)